14.05.16



Soy Golfista, Colombia nº 57





Dos son las preguntas que recibo más habitualmente. La primera es ¿cómo mejoro mi juego? Complicada pregunta, que contesto siempre de la misma manera.

El golf como la vida no tiene recetas mágicas que permitan mejorar al aplicarlas. En mi opinión las mejoras en todos los ámbitos de la vida, profesionales, personales y claro está deportivos, son producto del esfuerzo, la constancia, así como del constante aprendizaje que junto con la adaptación a todos los cambios y evoluciones que nuestra vida presente, nos permite mejorar.

Como coach profesional que soy y por mi trabajo con todo tipo de personas, ejecutivos, profesionales de toda índole, así como deportistas tanto golfistas como practicantes o profesionales de otros deportes, estoy absolutamente convencido y además, lo vivo día a día con mis clientes, que cada persona necesita un trabajo individualizado con un coach para encontrar dentro de sí todas sus habilidades que no hayan aflorado o para desarrollar y potenciar las que ya conoce, permitiendo así conseguir cualquier objetivo que se proponga. En definitiva, el trabajo con un coach es la mejor manera de mejorar su juego.

Sin embargo, siempre que contesto esto rara vez mi interlocutor se queda contento y me suele realizar una nueva pregunto, ¿cuál es la manera más habitual mediante la cual tus clientes consiguen sus objetivos en el golf?

Mi contestación es también la misma siempre. El conocimiento de la técnica es imprescindible, todos los jugadores necesitamos un periodo de aprendizaje para conocerla e interiorizarla, esto junto con la práctica intensa y permanente a lo largo de toda nuestra vida deportiva nos dará el primer paso hacia la mejora buscada. Sin embargo, estoy seguro que usted al igual que mis clientes y yo mismo, sabemos que esto no es suficiente, que hace falta algo más. Por mi experiencia he podido observar que la diferencia entre un jugador que consigue sus objetivos, que alcanza las metas soñadas y el que no, está siempre precedido de la inclusión de rutinas en sus sesiones de prácticas que más tarde son extendidas al juego en el campo. Y no me refiero solo a las rutinas técnicas pre golpe, habituales de encontrar en jugadores de cualquier hándicap, habló de las rutinas mentales, así como del conocimiento de sus herramientas técnicas. En mi opinión esta es la característica diferenciadora que se crea entre un buen jugador y otro que no lo es tanto e incluso entre un profesional de altísimo nivel y uno que no consigue brillar al mismo nivel.

Estoy seguro que habrá visto alguna vez la rutina mental que precede los golpes de Jason Day, llegando incluso a cerrar los ojos para mejorar su concentración y aumentar su capacidad de visualización antes de realizar un golpe. Jack Nicklaus decía que jamás daba un golpe, ni siquiera en el campo de prácticas, sin tener una imagen clara y definida en su cabeza del resultado final. Rutinas pre golpe mentales, que son determinantes en los grandes jugadores.

Las técnicas, las herramientas para esas rutinas mentales son de conocimiento imprescindible. Ya he descrito en otros números de esta magnífica revista, la visualización o la meditación, otra muy sencilla y no por eso menos efectiva es el control de nuestra respiración. Nuestra respiración cambia constantemente producto del stress o de la ansiedad, controlarla mejorara nuestra concentración y eliminara la ansiedad o el estrés.

Hay muchas técnicas de respiración para mí las más efectivas en el golf son la respiración abdominal y la alternada por las fosas nasales.

Para aprender la abdominal, coloque una mano en el pecho y otra en el abdomen, inhale profundamente por la nariz, asegurándose que el diafragma (no el pecho) se infla con aire suficiente para crear un ensanchamiento de los pulmones. Realice 2 o 3 inhalaciones, reducirá su presión cardiaca y sanguínea. Antes de comenzar su sesión de prácticas o de comenzar un partido en el campo realice esta respiración, le permitirá relajarse y concentrarse. Incluso inclúyala en su rutina pre golpe permitiendo así afrontar concentrado, relajado y confiado ese golpe.

Otra gran herramienta es la respiración alternada, permite unir las regiones derecha e izquierda del cerebro. Coloque el pulgar derecho en la fosa nasal derecha e inhale profundamente a través de la fosa nasal izquierda. Cuando esté en el cenit de esta inhalación, tape la fosa nasal izquierda, y exhale pausadamente a través de la fosa nasal derecha. Realice lo anterior durante 2 o 3 veces inhalando por la derecha, exhalando por la izquierda y cerrando la fosa nasal contraria Esta respiración le energiza, es casi como tomar una taza de café, eso sí, no olvide el plátano, el bocadillo o el chocolate, según sean sus preferencias.

Conocidas estas y otras técnicas mentales, elija la que mejor se adapte a usted, la que mejor resultado le dé, le permitirá abrir el camino hacia la mejora de su juego. Y si quiere que el camino sea una autopista de 6 vías, sin límite de velocidad por donde usted pueda circular como un Ferrari último modelo...contrate un coach.

Esta contestación siempre hace a mi interlocutor, pensar, meditar y contestar haciéndome la segunda pregunta más habitual...-Mariano y esto del coaching ¿cuánto vale? -

Mariano Ángel Puerta


Mariano Ángel Puerta

Coach profesional, autor, conferenciante, formador, profesor,consultor, blogger.

Director Comercial de la consultoría PUMA4,

creador del Método Coaching Golf y Juego Interior,

Premio al mejor coach de España 2015 por GSMS