12.04.16



Soy Golfista, Colombia nº 56





Ya les he comentado alguna vez que mi mujer nacido en Armero, Colombia, hace…no, esto no lo voy a contar, tengo aprecio a mi vida.

Yo la conocí en Madrid, España, hace ya 9 años. Ella había dejado su trabajo en una organización internacional de conservación de la naturaleza con sede en Cali, para venir a España a cursar un doctorado, llevándole a cambiar su vida y la mía, llenando ambas de felicidad.

Vivimos un tiempo en Colombia por motivos laborales y aunque conocí parte del país, nunca llegue a visitar Cali, la llamada “sucursal del cielo” sin embargo estoy unido a esta ciudad, sin conocerla, ahora les contaré el motivo.

Ya de vuelta en España, hace unos años nos mudamos, iniciándose así un proceso inevitable de búsqueda de suministradores para las primeras necesidades de nuestra casa. Seleccionamos un supermercado de una cadena nacional que conocíamos de años atrás, donde la calidad de la carne era la que deseábamos. Una fría mañana, muy temprano, me dirigí hacia allí para hacer la compra. Ese día aquel inmenso local estaba prácticamente desierto. No lo conocía así que deambulé por los pasillos sin saber muy bien donde iba, soy hombre e incapaz de preguntar. Me asomé a un pasillo y vi a lo lejos la carnicería, solo lo hice con mis ojos, quedando prácticamente escondido por las estanterías, no había nadie salvo un carnicero y yo en esa zona de supermercado. Vestía de blanco con un gorrito en la cabeza a juego, una hachuela en la mano derecha y un guante metálico de protección en la izquierda.

Estaba cortando una pieza de carne y de repente levanto la cabeza, miro a la izquierda, luego a la derecha, repaso con la mirada toda la zona y tomando la hachuela con la mano izquierda colocó la mano derecha sobre la izquierda en una posición de un perfecto grip, volvió a repasar la zona de nuevo con su mirada y …realizo un swing magnifico al aire. Sonreí, deje pasar unos segundos mientras el recuperada su actividad profesional y me fui hacia él.

- Buenos días

- Buen día, dígame qué desea por favor

- Es usted colombiano, ¿de dónde?

- De Cali,

- Y golfista.

Su cara paso del asombro a una amplia y franca sonrisa. Iniciamos una conversación, que me permitió conocer su vida. Había dejado Cali hace 15 años para venir a España. Su idea, ser caddie, lo había sido en Farallones, un reconocido campo de la ciudad. Llego convencido a España de que ahí estaba su futuro, encontrándose para su sorpresa que en España no existen los caddies, ningún campo da a este servicio a día de hoy. Así que la vida le llevo pasado el tiempo al lugar donde nos conocimos.

Es un buen jugador de golf y jugamos juntos de vez en cuando. Incluso me hace de caddie en algún torneo. Sus consejos mejoran no solo mi juego también mi actitud. Encontrando con ello dentro de mí aptitudes desconocidas. Es mi Coach en el juego.

Además de en esta magnífica revista, trabajo en otros medios e incluso dirijo uno, La Radio de Coaching Golf, esta actividad me ha permitido conocer virtualmente a mucha gente que me escribe para tratar temas de los cuales solicitan mi consejo. Una de estas personas es entre ellos Donney Charria, director de la Escuela De Golf Del Valle, del campo publico Marañones en Cali.

Se dirigió a mí para pedirme consejo acerca de una serie de situaciones que encontraba con sus alumnos, específicamente con los niños de esta escuela. Todo ello nos ha permitido conocernos mejor e iniciarse así una buena relación personal.

Debido a ello hace unos meses me hablo de uno de sus alumnos que considera una joven promesa del golf colombiano con un futuro excepcional, John Jairo de 12 años. En su opinión JJ necesitaba ayuda. Una ayuda que él no le podía dar y que sus padres tampoco podían pagar. John es parte de una sencilla y humilde familia de Cali. Así que acepte trabajar con el desinteresadamente y llevamos unos meses haciéndolos.

Nacido criado y residente en Cali, JJ es un excelente jugador que necesita apoyo en este momento, no solo en técnica. Mis funciones como coach consisten un 85% de mi tiempo en hacerle preguntas para que encuentre dentro por sí mismo los caminos hacia sus objetivos. El resto del tiempo lo dedicamos a enseñarle y a utilizar las herramientas que le ayudarán en su juego y en su vida, concentración, meditación, visualización, etc.

Ha ganado decenas de torneos y premios en su corta vida, incluso una beca, el cincuenta por ciento de una beca para mejorar su juego en USA, en un campamento de dos semanas que tendrá lugar en junio en una prestigiosa escuela y también para esto necesita ayuda. Ayuda que les reclamó desde aquí al igual que estoy haciendo en el resto de medios de comunicación donde participó, 1.500 dólares para que una gran esperanza del golf colombiano obtenga una gran formación que le permita cumplir sus objetivos y alcanzar sus sueños, haciendo con ello muy pronto disfrutar a todos con sus victorias por el mundo.

El objetivo que estamos trabajamos juntos actualmente, lo definió él a los 5 minutos de conocernos, ganar el campeonato nacional de su categoría en Farallones, Cali y le he prometido que, si Dios quiere, le acompañare durante el torneo.

Así que iré de Madrid al Cielo, un dicho muy popular en España, que se hará realidad el próximo agosto, para que un niño cumpla sus sueños. Espero verles a muchos de ustedes entonces allí y disfrutar de unos magníficos días de golf del que, por sus aptitudes, empuje y determinación, considero será un gran embajador de Cali y de Colombia por los campos de golf del mundo en muy pocos años.

Mariano Ángel Puerta

Mariano Ángel Puerta

Coach profesional, autor, conferenciante, formador, profesor,consultor, blogger.

Director Comercial de la consultoría PUMA4,

creador del Método Coaching Golf y Juego Interior,

Premio al mejor coach de España 2015 por GSMS