26.07.16



Edna Solagne Puentes para

Ludificación, Coaching y Golf






Cuando la mirada tierna, dulce y brillante de un ser habla por sí sola, deja ver la grandeza de lo más pequeño, de lo más puro que hay en su interior, en su alma. Es un tesoro muy valioso que solo lo disfruta quien lo entiende, quien lo conoce y sabe que es un don cultivado en tierra fértil y que solo cosecha, quien lo cuida y lo riega.

La honestidad, gran valor que poseen pocos, aquellas personas de cara limpia, de mirada transparente, de alma curiosa, palabra sincera y de actitud arriesgada. Velo transparente que transfigura la verdad a quien corresponde en su momento y lugar oportuno, de manera responsable, y solo lo hace una persona íntegra, autentica, coherente entre lo que dice y debe hacer de acuerdo a sus principios humanos, sociales y culturales. La persona que miente se irrespeta y hace daño a sí misma. La mentira se paga, todo lo que se da se devuelve, el universo es sabio y perfecto. La mentira es injusticia cuando se evade el valor de la honestidad casi ligada a la ingenuidad. Debemos ser justos y dar a cada quien lo suyo, lo que le corresponde, sea o no de su agrado, la falta de integridad se quiere justificar con máscaras evitando ir contra la corriente, solo por el hecho de querer ser aceptado en la sociedad. La falta de honestidad, de veracidad, es disfrazar su propia imagen que no va con la realidad.

Aparentar, aquellos que viven preocupados excesivamente por el que dirán, son reflejo de su propia inseguridad. La honestidad es testimonio de sabiduría, es hablar con el pensamiento correcto y el corazón “Nunca te arrepientas ni dejes de ser tú " “Se autentico siempre “. De qué sirve ser poderoso, de qué sirve hacer juramentos, de qué sirve tener mucho dinero, si no se tiene lo más lo más importante ¡LA HONESTIDAD! Si cultivamos esta virtud que tenemos como personas , poniéndola en marcha para que no se pierda la mentalidad correcta, solo así seremos cada día mejores personas .Invitémonos a ser cada día más honestos y así llegar a ser muy feliz, sólo está en ti cambiar , porque esa decisión no se compra con ningún dinero , únicamente se logra teniendo el propósito , fuerza y voluntad de cambiar , de esta manera llegaremos a obtener el título más grande de todos "LA HONESTIDAD " Que te hace llegar a lo más alto de la cima donde formaremos el más bello jardín , donde no existen flores marchitas . donde la flor más importante eres tú y solo tú.

ESPA

Edna Solange Puentes
Pequeña empresaria en Ibagué, Colombia y colaboradora de

Ludificación, Coaching y Golf así como en La Radio de Coaching Golf